TIRA DEL TIEMPO Y DE LA VIDA

220 Ma
Tira del Tiempo y de la Vida

LOS REPTILES LEVANTAN EL VUELO

El vuelo surgió varias veces en la evolución de forma paralela, es decir que la misma condición surge por caminos independientes. En los reptiles, el vuelo tuvo origen en un grupo llamado pterosaurios. Se alimentaban de peces y de insectos, a los que se supone que atrapaban lanzándose en picada hacia el agua.

dinosaurios

El vuelo surgió varias veces en la evolución de forma paralela, es decir que la misma condición se originó por caminos independientes. Se ve en el hito de la Rambla y Minas, que los primeros en conquistar el aire fueron los insectos, más tarde lo hicieron los reptiles, luego las aves y más recientemente los mamíferos. En los reptiles el vuelo tuvo origen en un grupo llamado pterosaurios.

El grupo de pterosaurios incluyó varias especies de tamaños y formas variadas. Tuvieron mucho éxito, sus rastros son abundantes en el registro fósil del período Jurásico. Se alimentaban de peces y de insectos, a los que se supone que atrapaban lanzándose en picada hacia el agua.

Los pterosaurios tenían una capa fina de pelo que les cubría el cuerpo, actualmente se cree que eran de sangre caliente, es decir, que podían regular internamente su temperatura corporal.

Esto los diferencia de la mayoría de los reptiles que son de sangre fría, por lo que necesitan de una fuente de calor externo para sobrevivir.

En el período Cretácico, posterior al Jurásico, se desarrollaron una gran variedad de formas de Pterosaurios, en general con tamaños mayores que sus parientes del Jurásico.

Para compensar el peso que implicaba un mayor tamaño y las desventajas que esto les representaba para volar surgieron adaptaciones como la pérdida de los dientes y los huesos ahuecados. Así, las nuevas especies presentaban una mayor adaptación a la vida aérea. La especie más conocida entre los pterosaurios gigantes tenía un largo entre las puntas de sus alas extendidas de 5 a 8 metros.

Un género menos conocido era el Quetzalcoatlus, cuyas alas extendidas medían entre 11 a 15 metros de punta a punta, lo que lo convierte en el mayor animal volador de todos los tiempos. Hallazgos de este pterosaurio alejados de la costa indican que no comía peces sino que tal vez se alimentaba de cadáveres de dinosaurios, como si fuera un buitre gigantesco.


 

Dinosaurios y mamíferos

Inicio


Los dinosaurios dominan la tierra